Cientos de toneladas de alimentos y otros productos destinados a los damnificados de 12 municipios del sureste de Jalisco afectados por la tormenta “Manuel” se pierden en el Centro Histórico de Guadalajara, ya que la Cruz Roja no los envía a los necesitados.

A tres calles del Palacio de Gobierno, en terrenos que iban a ser utilizados para la construcción de la Villa Panamericana, se encuentran a la intemperie toneladas de leche en polvo, galletas, jabón, agua embotellada, papel sanitario y otros productos.

Algunos están resguardados bajo carpas y sobre mesas, pero ya nadie hace esa labor, pero otros más están a la intemperie. Mientras, varias cajas de tráiler de la Cruz Roja esperan para ser llenado con la ayuda a los afectados, pero ya nadie apoya para cargar el vehículo y que lleve la ayuda a los damnificados de Jalisco, como tampoco de otras entidades afectadas por los meteoros como huracanes.

Ese centro de acopio es administrado por la Cruz Roja, que tiene su oficina central a dos calles de donde están abandonados los productos, pero ya nadie hace el esfuerzo por enviarlo a zonas con damnificados o pobres de Jalisco.

 

 

Con información de El Universal