El presidente Enrique Peña Nieto acudió a Monterrey con parte de su gabinete de seguridad y anunció durante la graduación de la Fuerza Civil del Estado que acudía a comprometer coordinación y esfuerzos del gobierno federal para mejorar las condiciones de seguridad.

Adelantó que el Estado tendrá la solidaridad y presencia del gobierno de la República para atender la demanda de seguridad pública que tiene la ciudadanía.

“De ninguna manera se trata de ver qué orden tiene más fuerza, se equivocan quienes suponen que ésta es una competencia por logros”, advirtió.

Durante su discurso, Peña Nieto hizo hincapié en que la concentración de los esfuerzos será en la prevención y reestablecer el tejido social.

El mandatario federal acudió acompañado de los titulares de Sedena, Salvador Cienfuegos; Marina, Vidal Soberón; Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; y el cargado del despacho de la SSP federal, Manuel Mondragón, y se comprometió que al menos una vez al mes se tendrán encuentros “en corto” con la sociedad para hacer las evaluaciones sobre el desempeño y avance de las políticas.

Enrique Peña urgió la necesidad de que Nuevo León sea nuevamente reconocida por su desarrollo económico y deje de ser una acentuada por la violencia.

En tanto, el gobernador de la entidad Rodrigo Medina dijo que para lograr la seguridad de manera paralela se trabaja en la creación de empleos.

También aseguró que hasta el limite de sus capacidades se enfrentaron a la violencia.

 

Con información de Milenio