Al tomar la protesta como presidente del Consejo Técnico Estatal de Educación, José Guillermo Rangel Lozano expresó su voluntad de sumarse a las tareas educativas y buscar multiplicar los esfuerzos para atender al patrimonio más preciado de los colimenses, los niños y niñas.

En el seno de la sesión extraordinaria en el que se abordaron diferentes temas y asuntos inherentes al trabajo educativo, el Secretario de Educación presidió y guió la reunión, no sin antes reflexionar en torno a la responsabilidad conferida por el gobernador Mario Anguiano Moreno.

Rangel Lozano refirió al escritor Fernando Savater quien cita que hay dos flagelos, la ignorancia y la miseria, contra los que deben luchar los estados nacionales “y es precisamente donde nos corresponde coadyuvar para combatirlos y promover el desarrollo humano a través de la educación”, apuntó.

Ante los 16 jefes de los Centros de Desarrollo Educativo del estado como integrantes del consejo, el funcionario destacó que ese propósito está plasmado en el Plan Estatal del Desarrollo y que mediante la participación de todos permitirá generar el bienestar y progreso aplicando el liderazgo, la innovación, conciliación y responsabilidad para que Colima continúe siendo referente en materia educativa.

Señaló también la visión del mandatario estatal para que en el ejercicio de la responsabilidad se contemplen tres elementos que son el beneficio social, la viabilidad técnica y el sustento financiero. Dijo que en ese propósito es necesario construir un proyecto estratégico y trabajar juntos, cumpliendo las instrucciones del gobernador Mario Anguiano Moreno.

El titular de la Secretaría de Educación reiteró que el objetivo es firme para hacer de Colima el estado con mayor calidad de vida, que ya la tiene, pero que debe mostrarse en los indicadores que surgen de los sistemas modernos de evaluación. Agregó que precisamente ese es el paso que se debe dar y tiene que ver con la formación y superación del magisterio, infraestructura y los procesos administrativos y escolares.