Roberto Estrada, vocero del grupo de habitantes que mantienen un plantón en el sitio de la obra del entronque ferroviario en la colonia Libertad, en Manzanillo, informó que un equipo de peritos revisó 70 casas para evaluar los supuestos daños por la realización de un túnel ferroviario.

Asimismo, dio a conocer que el compromiso de los peritos contratados por la empresa “Indinsa” que realiza la obra, es que en un plazo máximo de tres semanas entregarán los resultados a la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT).

Desde el martes 29 de marzo, un grupo de vecinos mantiene un plantón en el sitio donde la empresa “Indinsa” realizaba trabajos para terminar un entronque.

Los vecinos aseguran que las obras que ha ejecutado el gobierno federal en los últimos cuatro años, a través de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), han provocado daños estructurales a sus viviendas, por lo que exigen reparaciones o indemnización.

Estrada manifestó que aunque la SCT cumplió el compromiso de realizar el peritaje a las casas afectadas, mantendrán el plantón hasta que paguen o reparen los daños.

“Va a haber una reunión mañana (1 de abril) a las 7 de la mañana, pero el plantón va a seguir (…). Esas casas se tienen que pagar, las vibraciones son directas (…), y ha venido más gente que no sabía del plantón, pero sus casas están dañadas”, dijo el vecino de la colonia Libertad.

Aclaró que hay viviendas que no pueden ser reparadas, que necesitan ser pagadas y se ubican frente al trazo ferroviario por donde pretenden introducir el puente elevado que sostendría las vías del ferrocarril para entroncar con el túnel.