El presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia, Julio Magaña Cervantes, coincidió en que se debe realizar una dinámica o ejercicio didáctico con los más de 100 errores ortográficos identificados en los libros de texto gratuito, como en esta semana declaró el titular de la SEP en Colima, Guillermo Rangel Lozano.

Aseguró que esta situación, aparentemente adversa, puede resultar un área de oportunidad para realizar una dinámica o estrategia, por parte de los alumnos y maestros, en donde identifiquen y corrijan los errores ortográficos.

Afirmó que es una necesidad, antes que nada, dotar a los maestros de una fe de erratas en cada uno de los libros que se haya identificado con errores, para de esta forma utilizarlo como un soporte en las actividades de corrección. Julio Magaña explicó que, en su opinión, esa es la forma más viable, ya que reponerlos sería un costo oneroso.

“El reponer todos los libros en el país, sería un gasto que sí significaría una pérdida incluso a nivel nacional, algo bastante considerable. Y estamos de acuerdo en lo que el maestro Rangel propone, de que se pudiera realizar alguna dinámica para corregir estos errores por parte de los educandos”.

En el estado de Colima, según datos de la SEP, se han recibido el 97.5% de los libros de texto, equivalente a 1 millón 159 mil ya distribuidos en los centros educativos, por lo que sólo faltarían por llegar 20 mil libros más.

 Con información de César Barrera