Productores de limón del Estado sostuvieron una reunión con legisladores locales para solicitar su intervención en la gestión de $30 millones de pesos para el combate de la plaga del dragón amarillo (HLB).

Óscar Ávalos presidente del Consejo Estatal de Productores (Coeplim), resaltó que luego de que se detectara la plaga en parcelas de Colima, la producción ha disminuido en poco más de 150 mil toneladas, ya que en 2010 se producían aproximadamente 460 mil y en 2011 apenas se lograron 300 mil toneladas.

Adelantó que con ese recurso se contempla la asistencia técnica en 23 mil hectáreas y los productos químicos o insecticidas, además se pretende continuar con el monitoreo, control químico y alternativo de la Diaphorina Citri, aplicar una tecnología que permita prolongar la vida productiva de los árboles de limón y mantener la actividad citrícola en Colima durante varios años.

Ávalos Verdugo enfatizó que de no tomar acciones ante dicha enfermedad se estima que en un lapso de 3 a 5 años, toda la actividad citrícola desaparezca y con ello el sustento de 20 mil familias que depende de ella, ocasionando un gravísimo problema económico y social que arrasaría a los municipios, productores y demás cadenas productivas agrícolas del Estado.

Explicó que son más de 80 mil ciudadanos que dependen de manera directa del cultivo del limón en poco más de 23 mil hectáreas ubicadas mayormente en Tecomán, Armería, Coquimatlán y Manzanillo.

Indicó que se conformó una comisión para dar seguimiento a la solicitud que realizaron los productores colimenses.

Finalmente destacó que la actividad citrícola genera más de $1 mil 400 millones de pesos anuales, lo que representa el 30% del Producto Interno Bruto de la entidad.

Con información de @felipeochoaagmx