El presidente municipal de Coquimatlán, Salvador Fuentes, informó que desde enero pasado, solicitó al Congreso del Estado la modificación a la ley de tarifas de agua potable para que a los jubilados y pensionados se les otorgue el 50% de descuento, ya que actualmente el documento otorga el beneficio sólo a quienes obtienen menos de 3 salarios mínimos.

Con la modificación, todos los pensionados tendrían derecho al descuento, sin embargo dijo, tanto la Comisión de Hacienda como la de Puntos Constitucionales no han hecho lo propio “afectando en Coquimatlán a este sector”, pues el ayuntamiento no puede otorgar el descuento porque sería sancionado por la Comisión de responsabilidades.

El pasado lunes 25 de marzo, de forma unánime, el cabildo aprobó enviar un exhorto al Congreso para emitir una prórroga de un mes más, debido a que el periodo de aplicación de descuentos vence el próximo 1 de abril.

En otro tema, refirió que en el municipio se tomaron las medidas necesarias para instaurar un operativo de protección al turista que incluye la colaboración de Protección Civil, Vialidad y Seguridad Pública, que contempló la contratación de personal de apoyo de acurdo a las necesidades de cada punto turístico.

Con información de Edgar Torres