El presidente de la Asociación Estatal de Padres de Familia, Julio Magaña, descartó que el “operativo mochila”, a implementarse en próximos días, se realice en detrimento a los derechos de los estudiantes. Lo anterior a raíz de las declaraciones hechas por el presidente del Comité de Derechos Humanos no Gubernamental, Efraín Naranjo.

Magaña Cervantes aclaró que respeta mucho la opinión de Efraín Naranjo, pero consideró que la percepción de éste es errónea, pues a diferencia de los “operativos mochila” implementados en otros estados de la República, en que elementos de las corporaciones de seguridad llegan a las escuelas en compañía de perros entrenados al tiempo que revisan en el patio de las escuelas las mochilas de los niños, en Colima dicho operativo se realiza a discreción de los directores de los planteles, con la supervisión de personal de la Comisión Estatal de Derechos Humanos (Cedh) y la participación activa de los padres de familia, sin elemento alguno de seguridad presente.

Por lo anterior, aseguró que no se violentan los derechos humanos de los estudiantes sino hacerles saber que sus maestros, directivos y padres “estamos al pendiente” de lo que llevan a sus centros educativos para a su vez evitar el portar algo que los ponga en riesgo.

De su experiencia, enumeró los casos más frecuentes, como encontrar distractores -reproductores de música, video, revistas-, algunos elementos punzocortantes u objetos de valor que podrían exhibir a los estudiantes a alguna agresión.
Finalmente, Julio Magaña declaró que tiene conocimiento de otras alternativas para evitar este tipo de operativos pero que resultan muy costosos, como el caso de la inversión realizada en el municipio de Querétaro de mochilas transparentes para todos los estudiantes de nivel básico.

Con información de @cintlicar