Es difícil aún, encontrar testimonio respecto al impulso del aprendizaje de los alumnos a través del uso de artilugios digitales como son las laptop y  tablets, para ello es necesario citar un estudio realizado por investigadores patrocinados  por el BID, donde concluyeron  lo siguiente: “No hay evidencia de que la utilización de computadoras haya aumentado la motivación de los niños en las tareas escolares. No encontramos evidencia que el programa haya tenido influencia sobre los hábitos de lectura. Finalmente, el programa no parece haber afectado la calidad de la instrucción en el aula”. Además, “no se encontró evidencia de efectos sobre la matrícula ni el rendimiento académico en matemática y lenguaje”. (Andere, Eduardo 2013).

Estamos ante una política pública educativa que no incidirá para favorecer el aprendizaje, es decir, es el nuevo enciclopedia, aquel que aplicara el panista Fox, donde se asignó un presupuesto alrededor de 20 mil millones de pesos, equivalente al presupuesto anual de la UNAM.

Hoy el Gobierno Federal repite la dosis, obsequiará con dinero de nuestros impuestos instrumentos digitales que no abonan a elementos básicos como es aprender a leer, español, matemáticas, ciencia, arte y aprender a aprender; y querer aprender.

Sólo se beneficiarán con esta política las empresas que “ganaron” su convenio para venderle a la SEP, ya se observó el mal uso de esta herramienta tecnológica de alumnos y padres de familia, manifestaciones las hay, es una política errada y que malgasta el poco dinero que se asigna a educación, ¿o no?

Te desea un buen día tu amigo Marcos Barajas, diputado local del PT.