El presidente Enrique Peña Nieto reiteró su postura frente a la legalización de las drogas y consideró que es una salida “fácil y hasta falsa” para combatir al crimen vinculado con el trasiego de drogas.

En entrevista con Radio Blu, un medio de Cali, Colombia, el mandatario federal aseguró que su postura contra la despenalización de los estupefacientes siempre ha sido la misma, pero se dijo dispuesto a discutir el tema.

“Me parece que para algunos puede ser una posición o una forma fácil, quizá y hasta falsa eventualmente de combatir con mayor eficacia el crimen que está muy vinculado con el narcotráfico y con la venta de drogas; sin embargo, estoy abierto para que se dé un amplio debate sobre el tema”, aseguró.

El mandatario federal también puso sobre la mesa el debate con los países que integran el hemisferio, por considerar que es un tema que implica a todas las naciones. Respecto a las posturas diversas, declaró que se puede entablar un debate con la comparación de resultados en cada uno de los casos.

Lo anterior, debido a que consideró que todas las naciones tienen el mismo objetivo de contrarrestar los efectos del crimen que derivan del comercio ilegal de las drogas. Peña Nieto reconoció la labor que efectuara el general colombiano Óscar Naranjo durante la campaña presidencial en México como asesor externo en materia de seguridad.

El Ejecutivo Federal añadió que únicamente tiene reconocimientos en favor de Naranjo, y agradeció su asesoría que terminó por delimitar políticas públicas que se aplican en su administración.

 

Con información de Milenio