Mariana Martínez, directora del Instituto Colimense de las Mujeres, dijo que les preocupa que en Colima los tres refugios existentes para mujeres, puedan quedarse sin recursos del presupuesto federal.

Explicó que de estos tres refugios, uno es para víctimas de trata y dos para mujeres que reciben violencia, en el que además reciben además a los hijos e hijas, así como personas allegadas. Se trata de lugares seguros donde reciben atención psicológica, jurídica y de trabajo social.

Aseguró que no abrir estos refugios, implica no atender aproximadamente a 120 personas al año, cuya vida está en riesgo.

Escucha la entrevista: