La iniciativa para eliminar el proceso para la renovación de placas vehiculares inició un cruce de puntos de vista entre la bancada panista en el Congreso del Estado, quien tiene mayoría simple, y la Secretaría de Movilidad del gobierno estatal, que se encarga de este trámite.