A “Pepe” le ha cambiado la vida a menos de un año de haber publicado su historia en RadioLevy, debido a la constancia de su madre y el tratamiento de rehabilitación de Albatros ante el Trastorno del Espectro Autista que presumiblemente padece.