Si te preguntarán de dónde viene el agua que consumes diariamente, que contestarías?
El 70% de las personas responden que de la llave o del tinaco, pero en realidad existe todo un sistema complejo para que cada gota llegue a nuestros hogares.
Más allá de las tuberías, existen zonas de donde estas toman el agua, muchos de ellos son mantos freaticos y otros son manantiales o ríos. Y aún más allá de estas zonas se encuentran los bosques y la lluvia que cae en ellos, es aquí justo donde inicia el ciclo local del agua.
Los bosques son los principales captadores e infiltradores de agua, sin ellos, toda la lluvia se iría directamente al mar y no recargaría acuíferos, ríos o manantiales. Su conservación es primordial para que sigamos abasteciendo con agua pura a las ciudades, industria, escuelas, entre otros.
De ahora en adelante cada vez que abras la llave sabrás que hay bosques que captan el agua y hacen posible tener el vital líquido.