Tras meses de rumores, se filtró la primera versión de Windows Blue, la próxima actualización del sistema operativo de Microsoft.

Blue surgió como un rumor a fines del año pasado, como una supuesta próxima versión de Windows, pero informaciones posteriores indicaron que sería una actualización a Windows 8, pero que apuntaría a modificar el ciclo de desarrollo. Específicamente, en vez de lanzar una versión cada tres años, Windows contaría con una nueva versión al año, que tendría menos cambios, pero permitiría una adaptación más rápida a los cambios de la industria. Así, adoptaría el modelo que ahora tiene Mac OS X y las plataformas móvil iOS y Android.

El sistema operativo filtrado corresponde al build 9364 de Windows. Según The Verge, incluye cambios estéticos y funcionales. En primer lugar, se agrega la opción de íconos más chicos para el menú de inicio de Windows 8.

En segundo lugar se entrega una mayor integración del servicio de almacenamiento SkyDrive, dando la opción de compartir archivos e imágenes desde distintos lugares del sistema operativo. Finalmente, se modifica el menú de “Charms” (los íconos que aparecen cuando se hace un movimiento del mouse desde la derecha de la pantalla), agregando la opción de tomar pantallazos y un botón “Play”.

 

Con información de agencias