Alberto Solís, director de Servicios y Asesoría para la Paz A.C. (Serapaz) explicó sobre el nombramiento de Alejandro Gertz Manero al frente de la Fiscalía General de República, que en el proceso se tenían que generar reformas para que el perfil que llegase, pudiera ser el de una persona con independencia y autonomía, que le permitiese actuar al margen de los intereses políticos.

Criticó el proceso de selección, pues dijo, la dinámica de revisión en el Senado, de los perfiles propuestos fue de 10 minutos cada uno, “no se puede evaluar un planteamiento en ese tiempo”. Además, acusó que el proceso no fue transparente pues no hubo una participación real de la sociedad civil; a Serapaz se les invitó a estar presentes, pero solo como observadores.

Señaló que finalmente el nombramiento fue a quien el presidente Andrés Manuel López Obrador había puesto ya como encargado de despacho.

Escucha la entrevista completa: