Roberto Alcaraz Andrade, secretario general de la CTM en Tecomán comentó en entrevista con Ángel Guardián que los derechos de la mayoría de los trabajadores del campo han sido bloqueados al no generarse utilidades suficientes de la actividad frutícola.

Sin embargo, señaló que en algunas ocasiones los patrones disfrazan los números para no otorgar todos los beneficios que marca la Ley Federal del Trabajo, a sus jornaleros.

Destacó que los contratos colectivos de trabajo contemplan la seguridad social, Infonavit y la canasta básica, entre otros beneficios, que aunque actualmente los salarios no son suficientes, quienes cuentan con este cobijo de la ley, perciben algún bienestar.

Así confirmó que el sector de los trabajadores del campo ha sido olvidado, y que deberá buscarse un equilibrio, para que el panorama social no se enturbie.

Alcaraz Andrade, enfatizó que la vigilancia sobre el bienestar de dicho grupo laboral es competencia del Congreso de la Unión y del Gobierno Federal, por lo que apunta que sólo queda exigir la correcta aplicación de nuestras leyes.

Con información de Eduardo Calderón.