La delegada estatal de Programa para el Desarrollo del gobierno federal, Indira Vizcaíno, dio a conocer que en un máximo de 2 meses buscan concluir el análisis para la reestructuración de las oficinas de representación estatales, y así adaptarlas a las necesidades del nuevo gobierno, generando ahorros, sobre todo en alta burocracia.

En el caso de las 32 delegaciones estatales, reiteró que sus prioridades son vigilar el correcto ejercicio de los recursos, revisar que los programas sociales lleguen a quienes los necesitan y que las cosas se hagan de manera transparentes.

En Colima, dijo, el propósito principal será ejecutar los programas sociales que están destinados al estado y que solo para 2019, contarán con alrededor de $2 mil millones de pesos.

Escucha la entrevista completa: