Rodolfo Flores García, epidemiólogo de la Secretaría de Salud estatal, aseguró que aunque dos de las cinco personas contagiadas de zika en la entidad son mujeres embarazadas, ninguna contrajo el virus durante el primer trimestre de embarazo, considerado como la etapa más crítica para desarrollar algún tipo de malformación a causa de dicho padecimiento.

Lee: Colima suma 5 casos de zika; dos son mujeres embarazadas: Secretaría de Salud

En entrevista con Ángel Guardián, el especialista detalló que aunque no se tiene registro de ningún caso de microcefalia por zika a nivel nacional, la dependencia estatal desarrolló lineamientos técnicos para dar seguimiento a las mujeres embarazadas que padecen la infección y de esta manera poder detectar en etapas tempranas algún indicio de deformidad congénita.

En este sentido, agregó que en todo el país se tiene un número confirmado de 667 casos de zika y más de un tercio corresponde a mujeres embarazadas, lo cual, afirmó, puede deberse a que durante el proceso de gestación se presenta una disminución de las defensas del sistema inmunológico, por lo cual están más susceptibles a contagiarse de dicha enfermedad.

“Aunque el mayor riesgo ocurre dentro de las cuatro semanas de gestación, decir ‘zika’ en una mujer embarazada no es sinónimo de ‘malformación congénita’ en el bebé”, expuso Flores García.

Añadió que aunque por el momento el zika no es un problema de salud pública en el estado, no descarta la posibilidad de que aparezcan más casos, por lo que recomienda estar al pendiente de la sintomatología común de esta enfermedad: fiebre, aparición de erupciones rojizas en la piel y conjuntivitis no purulenta.