Tras el asesinato de una joven de 17 años en Coquimatlán a principios de este mes, el alcalde de dicho municipio, Salvador Fuentes, implementó una estrategia de seguridad para sugerir a las personas que no salgan a altas horas de la noche, con la cual, asegura, se han detenido y reportado a cinco sospechosos con orden de aprehensión y han asegurado vehículos con placas sobrepuestas.

El alcalde rechazó que esta medida sea un toque de queda y explicó, que al contrario, sólo se le pregunta a todas aquellas personas sospechosas, a partir de las doce de la noche, qué es lo que hacen y por qué se encuentran en ese sitio.

Aseguró que se ha tenido éxito con esta estrategia implementada a raíz de la muerte de esta joven de 17 años, y que se mantendrá todo el año en el municipio. Salvador Fuentes agregó que se ha logrado retirar a jovencitas que se encuentran en la vía pública después de las 2:00 de la madrugada y a las cuales se convence de regresar a sus viviendas.

Nos interesa mucho, que la seguridad de las jovencitas, sobre todo por el caso de los feminicidios y en particular el que se suscitó en Coquimatlán, hemos estado muy al pendiente de todos los jóvenes del municipio”.

Salvador Fuentes declaró que Colima es una de las entidades donde más se sufren violencia contra las mujeres, por lo que el municipio optó por implementar estas medidas de seguridad.

Finalmente, aseguró que esta medida de seguridad implementada en Coquimatlán tiene coordinación con la estrategia policiaca de mando único. En ese sentido, subrayó que se tiene una excelente coordinación con el gobierno estatal y federal.

 

 

Con información de César Barrera