Las lluvias ocasionadas por el frente frío número 19 durante el miércoles (2) y las primeras horas del jueves (4), provocaron fuertes encharcamientos y deslaves menores en la zona cerril del puerto de Manzanillo.

La Unidad de Protección Civil reportó un saldo blanco tras la inusual lluvia en temporada invernal gracias a que los deslaves no ocasionaron pérdidas humanas.

En ese mismo sentido  Miguel Gutiérrez Bernal, titular de la Unidad de Protección Civil en Manzanillo, comentó que como es ya conocido, la zona de Tapéixtles y el bulevar fueron los puntos donde se registró un mayor encharcamiento.

“Hay comercios de la zona de Tapéixtles, así como viviendas del barrio 4, del Valle de las Garzas, que resultaron con algunos encharcamientos que logró el agua meterse a las viviendas”, señaló.

De la misma manera se tuvieron reportes de algunos árboles caídos. La policía municipal, explicó, realizó recorridos durante la noche y la madrugada de este jueves (3) para auxiliar a las personas que quedaban varadas por los encharcamientos.  Debido a las condiciones climáticas, se presentaron reportes del transporte público, ya que algunos camiones urbanos aprovecharon cobraron 3 pesos más a la tarifa normal de forma indebida.

Por otra parte, el técnico de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Eleazar Castro, comentó que Manzanillo fue el municipio en donde se presentó la mayor cantidad de agua que se dejó sentir por la lluvia registrada en Colima.

Se espera que los siguientes dos días sean mayormente soleados y con tardes medio nubladas.