El general Óscar Adolfo Naranjo Trujillo se incorporará al equipo de trabajo de Enrique Peña Nieto, de llegar a la Presidencia de la República, asumiendo el cargo de asesor externo en materia de Seguridad Pública.

El General  fue director general de la Policía de Colombia en 2007, y desde entonces ha participado en distintas operaciones de inteligencia y de enfrentar a los principales líderes de la guerrilla colombiana. Fue quien encabezó la caída de Pablo Escobar Gaviria, de los fundadores del llamado Cártel de Medellín

Asesor de seguridad en la ofensiva federal contra el crimen organizado

Naranjo dijo a que la oficina de campaña de Peña Nieto se le acercó para pedirle que trabaje con el candidato en caso de que gane las elecciones. Agregó que él no tendría una función operativa y se mantendría fuera de la jerarquía gubernamental.

Por su parte, Peña Nieto recalcó que su prioridad es reducir la ola de violencia que afecta a los mexicanos por la ofensiva federal contra el narcotráfico, que ha dejado más de 47,000 muertos desde 2006, un contraste con la estrategia del presidente Felipe Calderón que se centra en la detención de los capos de la droga.

Peña Nieto, del Partido Revolucionario Institucional (PRI), dijo en rueda de prensa que Colombia es un ejemplo de éxito en la estrategia de la guerra contra el narcotráfico.

“He venido señalando con toda puntualidad en dónde está la estrategia que vamos a seguir, ajustar la estrategia que ahora se ha seguido para tener un objetivo central, que es reducir la violencia”, dijo Peña Nieto.

Con información de medios nacionales.