El diputado independiente y presidente de la Comisión de Gobierno Interno en el Congreso local, Nicolás Contreras, dijo que el Legislativo tendrá que revisar hasta dónde puede intervenir en el problema de los maestros de inglés que no han sido recontratados en la entidad, aunque reconoció que el resolverlo debe ser una cuestión de voluntades.

Lo anterior lo declaró Contreras luego de que este martes (15), decenas de estos maestros afectados acudieran al recinto legislativo para entregar un documento en Oficilía Mayor, en el cual solicitan la intervención de los diputados en esta situación.

“Que bueno que hayan volteado al Congreso (…) tienen aliados, no soy el único profesor, habemos más y también con experiencias sindicalistas y yo veo que hay voluntad; tendremos que sentarnos a revisar hasta dónde nosotros como diputados locales y como Congreso del Estado tenemos facultad para poder intervenir, yo creo que es importante que nos sentemos y seamos mesurados”, resaltó.

No obstante, también consideró que “a estas alturas”, el quejarse del contrato y de las condiciones en la cuales fueron empleados los maestros inconformes, “después de haber firmado y de estar años en el mismo”, es una cuestión que también se deberá analizar “con qué óptica se ve”.

“Y la otra, de nuestra parte veo la voluntad para poder apoyar, entiendo que este es un programa federal, hay recursos federales, lo primero que se tendría que hacer es ir al fondo del origen del problema, si hubo presupuesto, ¿cuánto fue, en qué se utilizó? Y si todavía hay recurso, pues entonces hay que distribuirlo”, sugirió.

Contreras destacó además, la voluntad que hay de parte del gobernador Ignacio Peralta para darle solución a esta situación, pues reconoció que se trata de un fenómeno que se está dando a nivel nacional, para el cual debe haber una resolución.

—¿Es viable el peso por peso que propone el gobernador?

“Escuché ayer al presidente de Comala (Salomón Salazar) decir que él le entra, entonces yo creo que ya está la muestra de que es viable y más en un municipio que recibe un presupuesto limitado comparado con Colima, Manzanillo y Tecomán; creo que es cuestión de voluntad, lo que nos debe unir es tratar de dar solución a esta problemática (…) Nosotros también como Congreso del Estado presupuestar para el próximo ciclo escolar a lo mejor una partida especial para esto dentro de las limitantes que hay en Colima”.

A la pregunta de si se puede hacer algo para modificar ese tipo de contrataciones, afirmó que él siempre como parte del sindicato de ese gremio pugnó para que en lugar de contrataciones hubiera plazas, porque consideraba que al final de cuentas se generarían ese tipo de problemáticas que ahora están resultando.

“Ante la falta de recursos estatales lo que se implementó desde hace más de diez años es esta figura del contrato, desde el ámbito sindical nunca estuvimos de acuerdo, pero era una necesidad y había necesidad educativa y había que atenderla, ahora hay que corregir esta situación”, concluyó.