La Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación llama a las autoridades mexicanas a actuar para evitar la propagación del virus H7N3, detectado en tres granjas avícolas comerciales de Jalisco.

La Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO, por sus siglas en inglés) dio a conocer que autoridades de salud animal en México confirmaron la presencia de la gripe Aviar de Alta Patogenicidad (IAAP), subtipo H7N3, en tres granjas avícolas comerciales de los municipios de Tepatitlán y Acatic, en Jalisco.

El pasado 21 de junio, el Servicio Nacional de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (Senasica) informó que fueron establecidas medidas sanitarias en tres granjas avícolas de esas localidades “sospechosas de un virus causal de la influenza aviar, como un serotipo H7”.
Las acciones puestas en marcha corresponden a una cuarentena precautoria, fortalecimiento de las medidas de bioseguridad, control de la movilización y actividades contra-epizoóticas para la protección de la avicultura de la región.
En México no se había registrado la presencia de este subtipo de influenza, la H7N3. El último brote de influenza aviar de alta patogenicidad ocurrió en 1994, y fue del subtipo H5N2, desde entonces se mantiene controlada la enfermedad.

La FAO llamó a las autoridades a actuar y evitar la difusión de la gripe aviar. Hasta ahora han muerto cerca de 200 mil aves y otras 600 mil han debido ser sacrificadas, dijo hoy en un comunicado la oficina regional con sede en Santiago de Chile.

La agencia EFE trató de obtener información de la Secretaría de Agricultura en México, hasta ahora sin éxito.

En 1963 afectó a pavos en el Reino Unido, a principios de los años 90 llegó a Australia donde mató a centenares de pollos y en 2002 se presentó un brote en granjas avícolas de San Antonio, en Chile, que afectó a más de 500 mil aves con un costo de 31 millones de dólares.

También se presentó en dos ocasiones en Canadá: en 2004 en Columbia Británica, donde obligó a sacrificar 17 millones de aves, y en 2007 en Saskatchewan, donde afectó a un plantel de reproductores.

Los virus de la gripe aviar como el H7N3 están presentes en las aves silvestres en forma natural.

 

Con información de El Universal