El abanderado del Movimiento Progresista, Andrés Manuel López Obrador, vaticinó que ante el crecimiento de su candidatura, sus adversarios intentan reeditar la guerra sucia y el fraude electoral de hace 6 años.

“Quieren de nuevo asustar con la guerra sucia, pero ya no les va a funcionar. Al pueblo lo pueden engañar una vez, pero no lo van a engañar siempre”, sentenció.

“Porque miren, ya los conozco bien, cuando vean que tampoco les funcionó la guerra sucia, ¿a qué se van a ir? Al fraude”.

Ante tal escenario, el tabasqueño le pidió a los miles de simpatizantes que acudieron a escucharlo a la plaza principal de Puruándiro ayudarlo a defender el voto, apuntarse como representantes de casilla y llevar a votar a sus familiares.

Por la mañana, López Obrador advirtió que en el PRI están muy nerviosos ante la caída de su candidato Enrique Peña Nieto.

Durante el mitin en Puruándiro, Michoacán, dijo a sus simpatizantes que seguramente tratarán de comprar su voto con despensas, chivos, gallinas, cerdos, y les recomendó aceptar las dádivas, pero votar con libertad.

Después de este acto, la caravana del candidato de las izquierdas se dirigió al Bajío guanajuatense, para un mitin en Celaya y uno más en León.

Con información de Reforma.