El presidente de la Junta Municipal de Pueblo Juárez en Coquimatlán, Javier Mendoza, expresó su molestia porque autoridades de Obras Públicas y el alcalde de Coquimatlán, Salvador Fuentes Pedroza, “están haciendo eternos los trabajos de cambios de la red de agua potable y drenaje de la calle Rodolfo Chávez Carrillo”, uno de los accesos principales de este poblado.

Javier Mendoza hizo la precisión de que los habitantes de Pueblo Juárez no están en contra de las obras públicas a favor del pueblo; están en contra es de la tardanza excesiva en las obras y falta de planeación en perjuicio de la gente “porque ni siquiera se han terminado los trabajos en la calle Rodolfo Chávez y ya se abrió la calle Hidalgo”.

Dijo que en los trabajos de tres cuadras en la calle Rodolfo Chávez, que normalmente se hacen en 15 días o máximo 20, llevan cerca de tres meses en pie y suspenden de manera intermitente los trabajos, lo que afecta directamente a los habitantes y comerciantes de esta calle, que además es el acceso principal a las comunidades del Algodonal, Agua Zarca, La Sidra y El Colomo.

El presidente de la Junta Municipal de Pueblo Juárez en Coquimatlán acusa de vengativo y  torpe al alcalde Salvador Fuentes Pedroza por tomar medidas represivas contra la mayoría de los comisarios municipales en las diferentes comunidades rurales de este municipio, “incluso les retiene sus pagos quincenales como una medida de presión para que trabajen a como él ordena y no a las necesidades de cada comunidad en particular”.

El presidente de la Junta Municipal de Pueblo Juárez aseguró que ya habló con el alcalde Salvador Fuentes para expresarle la inconformidad de los afectados, pero en respuesta ha recibido actos de venganza al retrasar los pagos del personal administrativo de la junta municipal.