Enrique Peña Nieto, candidato del PRI-PVEM a la Presidencia de la República, dijo este lunes por la noche a W-Radio, que las publicaciones del diario británico The Guardian en las que se da a conocer detalles de un supuesto acuerdo con Televisa para impulsar su imagen y hundir a Andrés López Obrador están vinculadas al abanderado de las izquierdas.

“Ya hemos fijado posición sobre este tema. Es un asunto de varios años que creo que está al alcance de una campaña orquestada en un empeñó de fijar una vinculación de tu servidor con Televisa cuando no existe, no hay más que información falsa. No creo en las casualidades”, dijo Peña Nieto en entrevista para W Radio.

–¿De parte de quién la campaña, candidato? –preguntó el periodista Salvador Camarena a Peña Nieto.

–Es parte de una campaña que ha estado en señalamiento constante el candidato de la izquierda, Andrés Manuel López Obrador –dijo.

López Obrador insistió en la información, y como lo dije son papeles que no prueban nada. No dudo que esta información tenga tintes político electorales”.

El candidato del PRI dijo que “era previsible” que tras una campaña de seis años por parte del tabasqueño, esta acusación se haya vuelto recurrente en su discurso y haya arreciado durante el primer debate presidencial y ahora en la última etapa del proceso electoral.

Los documentos presentados no tienen sustento y obedecen a una estrategia político electoral, insistió.

El supuesto pacto entre Enrique Peña Nieto y Televisa ha sido denunciado también por la revista Proceso.

Este día, The Guardian informó que diplomáticos estadounidenses expresaron su preocupación de que el favorito en las elecciones presidenciales de México, Enrique Peña Nieto, pagara una cobertura televisiva favorable en 2009, cuando era gobernador del Estado de México, según cables del Departamento de Estado publicados por WikiLeaks.

“Las denuncias de que la cobertura por televisión nacional a favor de Peña Nieto, ha sido el detonante de una ola de manifestaciones estudiantiles en el período previo a las elecciones del 1 de julio”, agrega el influyente diario británico. Los reclamos, agrega, se apoyan en documentos vistos por The Guardian, que implican también a otros políticos en la compra de cobertura de noticias y entretenimiento.

Con información de: http://www.sinembargo.mx/12-06-2012/261446