El presidente del Ejido Salagua, Andres García Loera. y el abogado Francisco Solórzano, acusan de falta de voluntad al Ayuntamiento de Manzanillo, para pagar por la expropiación de 10 hectáreas que ocupa la Planta de Tratamiento de Aguas Residuales desde hace 30 años.

Después de 10 años de juicio, desahogan todavía una serie de amparos; el Ayuntamiento busca que el Instituto de Administración y Avalúos de Bienes Nacionales (Indaabin), determine cantidades a pagar, mientras que el Ejido plantea que sea otra instancia quien lo determine.

Por su parte, la secretaria del Ayuntamiento de Manzanillo, Lizeth Nava, aclaró que no puede existir un acuerdo extrajudicial para pagar por las 10 hectáreas que ocupa la Planta de Tratamiento, debido a que se afectarían las finanzas municipales, y el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernantal (Osafig) podría aplicar sanciones a los responsables de una decisión así.

Reiteró que pagarán lo que el Indaabin determine en la resolución que están esperando, tras el juicio de amparo interpuesto.