Virgilio Mendoza, dirigente estatal del Partido Verde en Colima, aseguró que no se arrepiente de no haberse lanzado al Senado de la República, pues dijo, está feliz de que Gaby Benavides sea senadora, además de que no le gusta el trabajo legislativo.

Al cuestionarle sobre sus intenciones por la gubernatura de Colima, aseguró que los análisis de quién tiene posibilidades o no, ya no pueden ser a partir del cargo de la elección que se ganó, sino de la experiencia y el resultado.

Sobre su labor en el partido, señaló que están trabajando en reestructurarse, revisar donde haya falta tener dirigentes municipales, realizar una agenda y estar al pendiente del sentir ciudadano.

Escucha la entrevista: