Mariana Ramírez Mireles, dirigente estatal de la Unión Nacional de Trabajadores Agrícolas (UNTA), informó que desde las 7 de la mañana mantienen bloqueado el acceso principal de la Secretaría de Desarrollo Rural del Gobierno del Estado (Seder) como medida de presión para que les autoricen los 23 proyectos que ingresaron a las ventanillas de los Programas de Concurrencia, pues únicamente les aprobaron seis.

En entrevista con varios medios de comunicación, Ramírez Mireles informó que el monto de recursos que requieren para impulsar esos 23 proyectos relacionados con sistemas de riego, tractores y vaquillas, entre otros, son 3 millones de pesos, pero que con los seis proyectos aprobados únicamente les darían medio millón, con lo que, dijo, se estaría afectando a 32 familias colimenses.

“(Nos dicen) que es todo el recurso que tienen, que este año les recortaron mucho el recurso. Estamos enterados que tanto el Gobierno del Estado, gobierno federal, quieren guardar el recurso para el próximo año que se vienen las elecciones, son cuestiones políticas, pero no se nos hace justo que por esas cuestiones que ellos traigan internas quieran afectar a los productores”, se quejó la líder de la UNTA.

Dijo además que este año, las autoridades determinaron que únicamente se les apoyará con el 35 por ciento del monto planteado en cada proyecto ingresado a las ventanillas de esos programas y mencionó que en el caso de quienes solicitaron el apoyo para la adquisición de vaquillas, únicamente les darán 4 mil 600 pesos por cada cabeza, cuando el costo en el mercado oscila entre los 18 y los 25 mil pesos.

Indicó que este miércoles (12) por la mañana platicó con el titular de la Seder, Agustín Morales, quien asegura, les manifestó que no podía hacer nada para ampliarles la aprobación de esos proyectos, por lo que determinaron realizar ese bloqueo y no permitir el ingreso de los trabajadores, donde permanecerán todo el tiempo que sea necesario hasta que les aprueben la mayoría de lo proyectos.

“Aquí nos vamos a quedar hasta que cubran la mayor parte de la gestión que traemos, si es necesario hasta mañana, hasta mañana, ya lo hemos hecho, hemos permanecido en Sagarpa, en Sedesol, en Inaes, alrededor de dos o tres semanas, lo que sea necesario”, advirtió.