Álvaro Martínez, integrante de la consultora ambiental Biotopo explica que el que las calles de Colima se inunden cada que hay una tormenta, es debido a una cadena de cambios y eventos en la construcción de las zonas urbanas y aunque ya hay un daño hecho, podemos evitar que sea peor:

¿Por qué las calles se inundan a pesar de los colectores pluviales?

  1. La causa principal es que al norte y oeste de la ciudad se ha fraccionado y pavimentado, quitando el arbolado y el espacio de cultivo que se tenía antes, que detenía la velocidad del agua y la filtraba, por lo que prácticamente se hace “una resbaladilla” hacia las partes bajas de la capital.
  2. Debido a esto, los arroyos reciben más agua de la que pueden encausar y se desbordan.

La basura que arrastra la lluvia y llega a los colectores, ¿tiene que ver con esto?

De acuerdo a Álvaro, esta no es la raíz del problema ya que si bien ese arrastre sí existe, no es suficiente para ocasionar inundaciones como las que hemos visto en días pasados, además de que la basura que suele arrastrar la lluvia es en su mayoría orgánica, es decir; ramas y hojas.

¿Qué se debe hacer al respecto?

El trabajo es bastante, ya que según este experto, inicia desde conocer lo que pasa en materia ambiental dentro de toda la cuenca en la que se sitúa Colima y reforestarla. Pero también es cuestión de que los ayuntamientos revisen sus programas de ordenamiento urbano y se trabaje en repoblar el centro de la ciudad para que no siga creciendo y genere más tráfico, y con ello emisiones dañinas.

Y en lo individual ¿podemos hacer algo?

Sí, con acciones como procurar tener algún pedazo de pasto en tu casa o ponderar que ésta tenga más patio, aunque sea con tierra en lugar de construcción, puedes ayudar a la filtración. Puedes sembrar árboles que sean especies nativas y también exigir a los fraccionadores más jardines y menos espacios pavimentados.

inundación_290617