Transportistas de la empresa conocida como “Los Rojos”, piden la intervención del gobernador de Colima, Ignacio Peralta para que el Sistema Estatal de Financiamiento para el Desarrollo Económico del Estado de Colima (Sefidec) les otorgue los créditos que les había ofrecido para adquirir ocho unidades seminuevas y evitar así el dejar de prestar ese servicio.

Gustavo García, presidente del Consejo de Administración de la Sociedad Cooperativa de Autotransportes Colima-Armería-Cuyutlán-Manzanillo, explicó que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) les envió desde hace una semana los requerimientos, advirtiéndoles que al no cumplir el requisito de ley sobre la antigüedad de las unidades, éstas serían retiradas de circulación, aunque no precisó el modelo que se les pide.

Reconoció que prácticamente las 22 unidades que forman parte de esa empresa son modelos 1998 y hasta 2002, aunque aseveró que física y mecánicamente están en condiciones de continuar prestando el servicio; y dijo que de ser detenidas por la SCT unas mil 200 familias se verían afectadas directa e indirectamente.

Recordó que durante la audiencia celebrada en la capital colimense en abril del presente año, le plantearon esa situación a Peralta Sánchez, quien a su vez le encargó a la titular del Sefidec que les proporcionara un crédito para adquirir al menos ocho unidades seminuevas con un monto de 800 mil pesos cada una, sin embargo al momento de acudir a la institución les cambiaron las condiciones del crédito.

“El gobernador dio el aval completo, el 100 por ciento para sacar esos montos para poder adquirir esas unidades, vamos a Sefidec, hacemos todo el trámite y resulta que tenemos que hacer la solicitud de esos créditos pero con garantía hipotecaria; yo tengo que poner mi casa, lo poco que tenga de valor para dar esa garantía (…) algunos quizás logren, pero la mayoría dicen ‘no yo no puedo’”, refirió.

Por lo anterior, los transportistas piden al mandatario estatal que les dé una nueva audiencia para volver a plantearle su situación, y aseguraron que esperan que el gobernador haga algo para detener el acoso que desde el 2001 siguen padeciendo de parte de la empresa Herradura de Plata que agrupa a las unidades que circulan por el estado bajo el nombre de Sur de Jalisco y Nuevo Horizonte, pues asegura que a pesar de que ya en pasadas ocasiones se habían establecido horarios específicos para cada línea, estos no han sido respetados.

Mencionó que dicha empresa continúa empatando los horarios de sus salidas con las de “Los Rojos”, además de que ha habido agresiones físicas hacia sus choferes y al personal de taquilla, llegando incluso a dañar algunas unidades incluso con pasajeros a bordo.

A decir del transportista, esa empresa que proviene del Estado de México, fue fundada en el Toluca por el Grupo Atlacomulco, cuyos integrantes están acostumbrados a generar ese acoso a las líneas de la competencia imponiendo tarifas y horarios para finalmente hacer desaparecer líneas quedándose así con el negocio.