El presidente del Frente Colimense del Transporte, Hugo Chávez Ríos, externó que las obras en el Tercer Anillo están perjudicando a los taxistas que brindan el servicio en la parte norte de la ciudad, ya que si antes hacían 10 minutos en un pasaje, ahora están haciendo entre 30 y 35 minutos por los embotellamientos que se registran en esa zona.

Aceptó que aunque es una obra importante, la falta de coordinación y programación de las constructoras incide para que muchas de las veces no tengan un avance físico importante de las obras.

Por otro lado, Chávez Ríos indicó que la falta de capacitación de los tránsitos auxiliares está ocasionando que el flujo vehicular sea más lento en esta zona, por lo que destacó que es importante colocar al personal adecuado para fungir como auxiliar de tránsito.

“Lo que nos cometan nuestros compañeros taxistas, es que mucha de esta gente no tiene la preparación necesaria y que se da un cierto embotellamiento por falta de control de estas personas. La verdad sí ocasiona, como no tienen la preparación necesaria, que haya embotellamientos”.

Por último, confió en que los Ayuntamientos de Colima y Villa de Álvarez tomen cartas en el asunto para resolver este problema, capacitando de una mejor manera a los auxiliares y de esa forma agilizar el flujo vehicular en esa zona.

 

Con información de César Barrera