Usuarios del transporte público colectivo en la zona conurbada Colima-Villa de Álvarez comentaron que estarían dispuestos a pagar “cuando mucho” un peso más por el pasaje, pero sólo si se dan mejoras en el servicio y la atención de los conductores.

Lo anterior lo dieron a conocer en un sondeo realizado por RadioLevy a raíz del análisis que realiza la Secretaría de Movilidad (Semov) sobre un eventual aumento a la tarifa.

Aunque la mayoría de los consultados consideró que la tarifa es justa, todos expresaron al menos esperarían una mejora que solicitarían en caso de que se diera un aumento en el cobro del servicio, casi todas relacionadas con el comportamiento de los choferes para con los usuarios.

A continuación te mostramos lo que ellos nos dijeron:

¿La tarifa del transporte público te parece baja, justa o elevada?

“Pues justa”.

“Es justo”.

“Está bien la tarifa”.

“Para el pobre es cara, para el rico está bien, pero para quienes trabajamos consideramos que está un poco cariñosa”.

“Cara”.

“Pues hasta ahorita sí está justa”.

“Ahí más a menos”.

“Es barata, pero aveces nos fallan con el servicio de boletos y se hace cara”.

¿Cuánto estarías dispuesto a pagar en caso de que se diera un aumento?

“No, más no”.

“Más no, así como está yo creo que es justo”.

“Pues yo no sé, porque a lo mejor unos sí lo podemos pagar y otros no”.

“Estaría dispuesta a caminar ‘a pata’ yo creo, porque está cariñosa”.

“No, yo no, nada”.

“Si lo suben más nada, yo no”.

“Yo pienso que un precio justo, siete pesos u ocho”.

“Pues si fuera siete pesos está bien, pero más no”.

¿Qué exigirías para mejorar el servicio?

“Que los choferes se esperaran a que te sentaras o que te acomodaras y que sean más amables”.

“El tiempo, que pasen más seguido, que estén mejores equipadas las unidades (…) los asientos y la imagen”.

“Que le dieran a uno mejor servicio porque hay unas personas, unos choferes que no se les puede ni hablar, le hace uno la parada y se van parando donde se les da su gana y luego no cumplen con los reglamentos (…) sobre todo eso de que fueran más amables con la gente, con las personas de la tercera edad”.

“Quisiera que fueran calmados porque se sube uno y le dan el aventón, se baja uno y también, a mí ya me han arrastrado aquí y allá (…) y eso me da mucho coraje porque son muy irresponsables (…) son muy locos”.

“Los asientos, también el servicio del conductor, porque en ocasiones va demasiado rápido y frena como si nada y quiere subir a demasiada gente que ya no cabe”.

“Yo también me he dado cuenta de eso de cómo maneja el conductor a veces va muy rápido y no permite que las personas hagan su parada a tiempo”.

“Que haya más rutas (…) porque a veces casi no hay”.

“Sería el servicio de los choferes, ¿verdad? La conducta, que no se esperan a que bajen bien las personas y también les hace falta un arreglo a los camiones”.

“Veo algunas rutas que ya están nuevas, pero sí hay algunas butacas que tienen algunas unidades que de plano no se puede sentar uno bien”.