Banner-Colimita-EUA-1024x246

 El Barrio de La Salud 

“La anécdota dice que antes, el Barrio era puras huertas y algunas casas dispersas. Nos platicaban que una noche se le hizo tarde a un arriero que venía con tres mulas cargadas con tres cajas grandes. Entonces, llegó a la casa que estaba enfrente del templo, que todavía no se llamaba de La Salud, y pidió posada. Como la gente antes era muy bondadosa, lo dejaron pasar a dormir en los corrales de adentro. Al día siguiente, el arriero ya no estaba, pero había dejado una caja. Pasaron los días y la persona que lo recibió fue al templo y le contó al padre sobre la caja. El cura le pidió que la abriera. Se encontraron con una imagen de la virgen de La Salud. Se cree que por eso el templo se llama así”. Esto lo cuenta uno de los vecinos que lleva más de cinco décadas viviendo en este barrio, el cual toma su nombre de dicho templo, ahora color salmón.LaSalud_7

A este barrio le distinguen sus fiestas, que ya son famosas fuera del centro de Colima. Los vecinos cuentan que en noviembre, cuando se festeja a Santa Cecilia, patrona de los músicos, y toca la Orquesta del Colorado Naranjo, no se puede ni caminar. Aceptan que antes eran mucho más concurridas.

Cada febrero, cuando se festeja a la Virgen de La Salud, se hacían “toritos” y la “quema del castillo”, además de que aprovechando el flujo de personas que no eran del Barrio o de la ciudad, hasta noviazgos se fraguaban entre la música y los puestos de comida. Ahora los autos inundan las calles.

LaSalud_8

“Se hacían muchos noviazgos. Viene mucha gente pero no igual que antes (…) ahora se satura de carros y no hay estacionamiento, la gente tiene que dejar su coche muy lejos y a veces les roban lo que traen (…) las fiestas de La Salud son de las pocas que aún siguen. Tengo la esperanza de que sigan”, añaden Lili y Héctor Caraballo.

Lee: 📝 10 cosas que distinguen al Barrio de La Salud

Quien también nos habla de esta tradición es La Gardenia, embajador de la alegría de las fiestas de La Salud. Este personaje adornado con anillos, pulseras, flores y plumas, que empuja su carrito de supermercado, cargado de mil cosas, afirma que nació en La Salud y ahí se va a morir. Se sabe un personaje célebre de la zona y nos promete que si lo visitamos durante estos festejos, nos regalará flores y un baile.

Por encontrarse en el centro, La Salud está lleno del bullicio de los vehículos que lo recorren. Las calles que lo delimitan son Maclovio Herrera, Manuel Álvarez, Nigromante y la avenida José María Pino Suárez.

LaSalud_4

En su interior, de acuerdo al inventario nacional de viviendas del INEGI de 2010, habitan 1,559 personas, 569 de ellas tienen entre 30 y 59 años, 384 sobrepasan los 60 años de edad, mientras que 347 tienen alrededor de 15 y 29 años, y 259 personas están entre 0 y 14 años.

Los vecinos coinciden en que la cohesión del barrio se ha ido perdiendo. Por una parte, los vecinos más antiguos ya fallecieron. A algunos de ellos, sus hijos se los llevaron a vivir a otro lugar. Los que quedan, han dejado de sentarse en la banqueta a “tomar el fresco” debido a la inseguridad.

Tampoco continuaron con la tradición de festejar el Viernes de Dolores, que consistía en que todos sacaran botes con agua fresca a las puertas de su casa, para que los transeúntes pudieran tomarla libremente.

LaSalud_5

El equipo de RadioLevy visitó este barrio al menos tres veces para conseguir las entrevistas planeadas. En los recorridos, pudimos constatar que hay muchos vecinos que tienen poco tiempo viviendo en el lugar. Quienes quedan, sienten desconfianza al hablar con extraños que llevan una cámara.

Sin embargo, uno de los vecinos nos recibió en su casa y juntó a cuatro más para que nos contaran anécdotas del Barrio. Ahí fue donde nos enteramos de la leyenda que cuenta cómo fue que supuestamente se la da el nombre de La Salud. También supimos que cerca de lo que ahora es Maclovio Herrera, había huertas y un ojo de agua, en el que un aguador sacaba el líquido y luego lo vendía casa por casa.

En esta plática que los vecinos acompañaron con chicharrones, agua de sabor, cervezas, tostadas de lomo, fruta picada y refresco, tuvimos la oportunidad de llenarnos de historias y de reiterar que la inseguridad es una de las cuestiones que hace más mella en la zona. No solo es en este barrio. El tema ha salido a relucir en los tres anteriores que hemos visitado: el Obregón, El Mezcalito y La Merced.

LaSalud_9

Este grupo de vecinos recuerda que hace décadas había alguien que desde las ocho o nueve de la noche pasaba gritando: “el sereno” y decía la hora sin que nadie del barrio le pagara. Hoy en día también hay un velador, que ya no grita pero pita un silbato para que sepan que está vigilando. Sin embargo, a este vigilante le pagan de la bolsa de los vecinos de dos manzanas. Estas previsiones fueron tomadas debido a los robos de los que han sido víctimas.

“Una cosa que tiene el barrio es que somos solidarios. Debido a los problemas de inseguridad, porque ya casi a todos nos robaron, nos unimos para contratar a un velador. Llevamos tres años pagándolo de nuestras bolsas (…) ya nos ha salvado de varias. Una noche iban a robar una camioneta y el vigilante vio y lo reportó a la Policía. También avisó que había un tipo semidesnudo que andaba en la noche con un machete. Quién sabe qué intenciones tenía”, cuentan los vecinos.

LaSalud_3

Todos pronostican que conforme pasen los años, el Barrio se irá vaciando. Aunque a pesar de los cambios, de que las calles ya están pavimentadas y las casas ya no son de adobe, todos se sienten del Barrio. Unos aseveran que no saldrán de ahí, pero otros han decidido poner en venta su patrimonio y mudarse a lugares con menos tránsito e inseguridad.

Haber nacido ahí, la antigüedad, la convivencia con los vecinos. Cada quien tiene sus razones para sentirse del Barrio. No importa si son 30 o 50 años los que llevan viviendo ahí. Lo importante es el vínculo, el cariño a las fiestas, a sus calles, a las personas.

 

Cuatro de cinco

En http://radiolevy.com/serdelbarrio te dijimos cuáles son los cinco barrios que visitaremos para este reportaje en serie. Puedes ver y leer:

‘SER DEL BARRIO OBREGÓN’

‘SER DEL BARRIO DEL MEZCALITO’

‘SER DEL BARRIO LA MERCED’

En la próxima entrega, el Barrio de La Atrevida.

 

Texto: Rosario Gutiérrez | Foto & Video: Massiel Hernández |