El titular de la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Seidur), Jesús Sánchez Romo, informó que para construir los dos colectores pluviales que hacen falta en la zona norte de Colima y Villa de Álvarez para evitar inundaciones en el Tercer Anillo Periférico cada año, se requiere una inversión de 50 millones de pesos que se están gestionando ya ante el gobierno federal.

Recordó que esta vialidad tiene al menos dos puntos específicos que con cada temporal lluvioso presentan problemas de inundación y uno de ellos es a la altura de la plaza Zentralia, de la cual considera que desde su construcción no se tomaron las medidas adecuadas para el correcto funcionamiento del desagüe pluvial, ya que toda el agua que se acumula en el estacionamiento se descarga hacia la lateral del Tercer Anillo, a la avenida Ignacio Sandoval y al puente a desnivel.

“El paso a desnivel que está ahí, tampoco la solución pluvial fue la adecuada, pues aunque sí tiene una salida pluvial por gravedad, el tubo por el que sale es de un diámetro insuficiente para desalojar rápidamente el agua, por eso es que cuando llueve sube el nivel y cuando deja de llover empieza a bajar porque el agua ya está saliendo”, añadió.

Mencionó que para captar tanto el agua de la plaza, como toda la que se acumula en esa zona, se requiere construir un colector pluvial que mande todo el líquido a alguno de los arroyos cercanos, para lo cual se necesita una inversión por arriba de los 20 millones de pesos.

De acuerdo al funcionario estatal, el año pasado ya se tenía el proyecto para solucionar parte del problema que se genera en esa zona, con recursos del Fondo Metropolitano, pero que a la hora de que quisieron subirlo al sistema, vieron que los 12 millones contemplados eran insuficientes y no solucionaba esa situación.

“Estamos ya elaborando el otro proyecto en conjunto con el Ayuntamiento de Colima, vamos a ver de dónde sacamos recursos para solucionarlo, pero esa es la parte del agua de las laterales, también tenemos que ver con Zentralia, qué va a hacer con toda el agua que está aventando de la plancha de Zentralia hacia las laterales, pero también al paso a desnivel”, señaló.

Sánchez Romo añadió que en el caso del agua que se acumula en el paso a desnivel, deberá ser el ayuntamiento capitalino quien gestione los recursos para que se cambié el tubo que sirve de desagüe por otro de mayor diámetro, o en su caso buscar el apoyo de la misma plaza para terminar con esa problemática que se da con cada precipitación pluvial.

Refirió que el otro punto que presenta esa problemática con cada lluvia es el que está cercano a la glorieta de Los Perritos en Villa de Álvarez, situación que atribuyó a las consecuencias de haber construido en toda esa zona norte de la cabecera municipal.

Indicó que en esa zona se necesita construir otro colector pluvial, el cual requiere una inversión cercana a los 30 millones de pesos, recursos que también aseveró ya se están gestionando ante diversas instancias federales para solucionar también ese problema, pero hasta el momento no lo han logrado, aunque cabe resaltar que en días pasados, la alcaldesa Yulenny Cortés informó que en los próximos días iniciaría la licitación para la segunda etapa de esta obra.

Lee: Licitación de segunda etapa de colector pluvial en La Villa está por iniciar

Estos dos colectores, agregó, forman parte de un proyecto integral que busca solucionar todos los problemas pluviales de ambos municipios, donde se incluya la atención de los ríos y arroyos que atraviesan ambas ciudades para evitar otras inundaciones, para lo que se requiere una inversión de entre 400 y 500 millones de pesos que están buscando gestionar ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua) o que sean etiquetados directamente en el Presupuesto de Egresos de la Federación.

Finalmente, adelantó que la idea es impulsar todo ese gran proyecto integral a partir del próximo año, aunque también dijo que de no ser posible conseguir todo el recurso le darían prioridad a solucionar esas dos problemáticas de la parte norte de ambos municipios.