La mañana de este martes (7) se registraron seis sismos frente a la costa de Manzanillo, los cuales no generaron daños a la población o de infraestructura, expuso la Unidad Estatal de Protección Civil, además de advertir que no hay riesgo de tsunami.

De acuerdo al reporte del Servicio Sismológico Nacional (SSN), el primer fenómeno geológico se registró a las 05:32 horas, con una magnitud de 4.2 y el epicentro fue ubicado a 120 kilómetros al suroeste de Manzanillo.

Minutos más tarde, a las 05:51 horas, se registró un sismo de 6.1 de magnitud, a 141 kilómetros al suroeste de Cihuatlán, en el estado de Jalisco.

Seis minutos después, a las 05:57, se registró otro movimiento telúrico, de magnitud 5.5, a 127 kilómetros al suroeste de Cihuatlán, y a las 06:07, a 161 kilómetros al suroeste de esa misma localidad, se registró un sismo de 5.0.

Posteriormente, a las 7:24, uno de menor magnitud, de 3.7, se originó a 122 kilómetros al suroeste de Cihuatlán y a las 7:36, otro de magnitud 4.0 se registró a 136 kilómetros del mismo punto.

De acuerdo al reporte de un grupo de trabajo del SSN, el mecanismo focal indica una falla de corrimiento de rumbo, con deslizamiento lateral derecho, en el límite entre las placas Rivera, Pacífico y Cocos, lo cual es acorde con los movimientos relativos de dichas placas en la zona e implica que los sismos no son generadores de un posible tsunami.

Además, la dependencia recuerda que la Zona de Fractura de Rivera presenta sismicidad de corrimiento lateral, siendo una expresión del movimiento entre las tres placas ya mencionadas, las cuales facilitan la ocurrencia de temblores en los estados de Colima y Jalisco de manera frecuente.