La mañana de este domingo (13) se registró una explosión en uno de los locales de comida de la Plaza Perla, localizada en la avenida Venustiano Carranza de Colima capital, dejando sólo daños materiales.

El gobernador Ignacio Peralta dio a conocer en su cuenta de Facebook que, de acuerdo a las investigaciones hechas por la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), el hecho se habría originado por una fuga de gas, por lo que pidió a la ciudadanía mantener en buen estado sus instalaciones de gas.

Destacó además la colaboración ente el Sistema Estatal de Protección Civil, el Cuerpo de Bomberos y otras instancias para atencer el hecho.

En un comunicado, la PGJE expuso que, con base en los peritajes preliminares realizados, se descarta que el incidente haya sido provocado o que se trate de un hecho delictivo.

La explosión ocurrió alrededor de las 10:15 horas, se escuchó a un par de kilómetros a la redonda y afectó las puertas y la cristalería de los locales de este inmueble, la cristalería de la plaza aledaña, Laguna Shop, y una vivienda, pero no en su estructura principal.

Sobre los hechos, el director del Sistema Estatal de Protección Civil, Ricardo Ursúa Moctezuma, aclaró en un boletín emitido por el Gobierno del Estado que si bien los tanques estaban intactos, esto no exime que la explosión se haya debido a una acumulación por gas, puesto que los tanques no estaban cercanos a donde se dio el hecho.

Por su parte, el Sistema Municipal de Protección Civil de Colima reiteró que no se reportan personas lesionadas y que se trabaja en coordinación con instancias de los tres órdenes de gobierno para determinar las causas del incidente.

Agrega en un comunicado que la Dirección de Seguridad Ciudadana y Vialidad del ayuntamiento capitalino participa en el operativo realizado para desviar la circulación en la zona.

Asimismo, pide que los vecinos que hayan sufrido daños en su vivienda, lo reporten al número de emergencias 911.

Al lugar arribaron elementos de Protección Civil, de la Policía Estatal Preventiva, de la PGJE y del Ejército para llevar a cabo las primeras indagatorias.