El gobernador Ignacio Peralta arrancó la primera etapa de la obra del Parque Metropolitano “La Campana”, en la cual se realizará una inversión federal de 42 millones de pesos, provenientes del Programa de Fortalecimiento Financiero.

El mandatario estatal, quien enfatizó que “se invertirá mucho dinero a lo largo de muchos años”, hizo entrega de un magnetómetro al delegado del Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH), Héctor Álvarez Santiago, para detectar posibles vestigios de monumentos arqueológicos y en su caso realizar la restauración pertinente.

Asimismo entregó dos camionetas y una retroexcavadora a la Secretaría de Infraestructura y Desarrollo Urbano (Seidur), con una inversión cercana a los 3 millones de pesos.

Por otra parte, agradeció a la directora del Proyecto Arqueológico “La Campana“, Ana María Jarquin Pacheco, por el apoyo otorgado para que se hiciera realidad este espacio, a la vez que expresó su reconocimiento al INAH, que a lo largo de 30 años permitieron que este pulmón se logrará preservar.

Indicó que el año pasado el predio de cerca de 94 hectáreas fue adquirido por el Gobierno del Estado, “por lo que a lo largo de los años, muchas generaciones lo vamos a aprovechar y nos vamos a sentir orgullosos, no existen muchos espacios con estas dimensiones que tenemos aquí, ni en México ni el mundo”.

De igual forma, agradeció el apoyo que la Secretaría de Cultura federal está dando a este proyecto, y dio a conocer que durante su reciente encuentro con a representante en México de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco), Nuria Sanz Gallego, “platicamos del proyecto de ‘La Campana‘ y no descartó que en algún momento pudiera ser un sitio de la Unesco, porque tiene las características para ser considerado en esos términos”.

En la explicación de la obra, el titular de la Seidur, Jesús Sánchez Romo, dio a conocer que se trabajará en los senderos y brechas existentes del predio, limpiándoles, confinándolos y propiciando una superficie segura para el usuario.

Explicó que se contará con senderos para ciclismo, senderos interpretativos en los que se verá diferentes tipos de vegetación, senderos de observación de árboles, un circuito para corredores, un jardín lineal donde habrá comedores, orquideario, plazoletas, baños y puntos de observación de aves.

Por su parte, el delegado del INAH mencionó que en “La Campana” se encuentran las raíces culturales de Colima, y con esta puesta en marcha se redunda en beneficio sociales, culturales y un desarrollo turístico para toda la entidad.