Diversos usuarios en redes sociales, entre ellos el fotógrafo colimense Sergio “Tapiro” Velasco, publicaron imágenes en la que se ve un reducción en el tamaño de la laguna de Carrizalillos: hay partes que hasta hace poco tenía agua y ya no.

El cambio en este cuerpo de agua desató la preocupación de los colimenses, pero… ¿a qué se debe? ¿Tiene que ver con la falta de lluvia, hay algún otro cambio en el ciclo del agua, en el subsuelo o alguna afectación medioambiental adicional?

RadioLevy le cuestionó a quien administra este espacio natural, y a especialistas tanto oficiales como independientes cuáles son sus hipótesis sobre las razones en este cambio en la laguna de Carrizalillos.

A continuación te presentamos las razones que nos expresaron la administradora del lugar, Alma Beatriz Andrés Rivera; la directora del Instituto para el Medio Ambiente y Desarrollo Sustentable (Imades), Patricia Ruiz Montero; y el presidente de la asociación civil “Biotopo” e integrante del Colegio de Profesionales Ambientales, Álvaro Martínez, sobre lo que estaba provocando dicho descenso en la laguna.

De acuerdo a la funcionaria estatal, un hecho similar a este ocurrió entre 2010 y 2011.

Patricia Ruiz Montero

 Hipótesis: Falta de lluvias y la carretera disminuyen el aporte de agua a la laguna 

La titular del Imades señaló que algunas de las causas pueden ser el bajo aporte de agua que se está teniendo de la cuenca alta por la falta de lluvias, además de que este mismo se ve disminuido por la carretera que lleva hacia el lugar y “semi abraza” al centro turístico.

“No tuvimos suficientes cabañuelas este año para que se hubiera alimentado un poquito más en enero, entonces este año se evapora el agua, estamos con la teoría que esa es la razón que pudiera ser la principal (…) La carretera la “semi abraza”, desde su construcción disminuyó el aporte, no digo que lo cerró (…) entre esos otros factores, como perdida de vegetación genera azolvamiento”.

Álvaro Martínez

 Hipótesis: Cambio de uso de suelo, falta de lluvias y una posible filtración 

De acuerdo al presidente de “Biotopo”, en la cuenca alta, que abastece dicho cuerpo de agua, lo que antes era bosque ahora está siendo ocupado para plantar aguacates y construir casas, lo que cambia la distribución de agua en el subsuelo, además de que la falta de lluvias ha impedido que la laguna se recargue.

Asimismo, dijo conocer que a la laguna se le han hecho algunas modificaciones en su forma, lo que podría haber dejado una filtración.

Según Martínez, el cuerpo de agua no está en riesgo de desaparecer y de tener las suficientes precipitaciones, pronto la volveremos a ver en su nivel habitual.

Sin embargo, señaló que la Comisión Nacional del Agua (Conagua) debe inspeccionar los pozos y concesiones en la zona norte; la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) tiene que fortalecerse con más personal que haga revisiones de impacto ambiental; mientras que la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) debe hacer lo mismo para vigilar el cambio de uso de suelo.

“Es un reflejo del mal manejo que se ha hecho en la parte norte de la cuenca, esto corresponde también a Conagua (…) ahorita tenemos este problema, pero ya hay unos datos que dicen que los acuíferos de Colima ya están en número rojos, varios (…) no existe información certera de lo que está pasando, Colima tiene un grave problema en cuanto a información en temas ambientales, no hay mucha investigación, no hay muchos insumos”, afirmó.

Alma Andrés Rivera

 Hipótesis: Falta de lluvias y una fuga 

De acuerdo a la administradora del centro ecoturístico, el descenso del nivel del agua en la laguna inició desde febrero de este año y se lo atribuye a la falta de lluvias y a una fuga que tiene el cuerpo de agua.

“Las personas visitantes sí se molestan porque en realidad el atractivo es la laguna (…) la laguna se mantiene con agua de lluvia, no hay nacimiento no hay nada, igual tiene una fuga la laguna, por eso se seca más rápido”, consideró.

Destacó que la tarde de este viernes (26) y por gestiones del alcalde de Comala, Salomón Salazar, personal de la delegación de la Semarnat, el Imades y la Conagua visitarían la laguna para evaluar la situación y tomar las medidas necesarias.

Ignacio Peralta pide a dependencias que trabajen en coordinación para el rescate de la laguna

El gobernador de Colima, Ignacio Peralta, instruyó a diversas áreas de su gabinete para que lleven a cabo acciones que contribuyan al rescate de la Laguna de Carrizalillos, y por esta razón, el secretario de Desarrollo Rural (Seder), Agustín Morales, realizó una visita de inspección en esa zona para definir qué acciones implementar para la recuperación de ese espacio.

El funcionario estatal explicó que a partir del próximo lunes (29) expertos de la Conagua realizarán un análisis de la zona, además de una limpieza de los cauces naturales que abastecen a la laguna durante la temporada de lluvias.

También destacó que la administración estatal organizará una campaña para que se puedan plantar más árboles en las inmediaciones de la laguna y que la sociedad pueda contribuir e integrarse al rescate de estos espacios naturales.