El presidente nacional del PAN, Gustavo Madero, aseguró que, antes de entrar a una reforma que modifique el régimen político de México, se discutirá una reforma electoral que atienda todas las irregularidades que se cometieron en el pasado proceso electoral del 7 de julio.

Desde el Senado de la República, Madero Muñoz aclaró que lo que buscan es ordenar la discusión de todos estos temas, por lo que, dijo, no se debe creer que cuando se aborda uno de ellos se dejan de lado los demás.

En este sentido, el dirigente panista detalló que el acuerdo que se ha alcanzado al interior del Pacto por México es el de alcanzar una reforma electoral, que entraría en vigor en el año 2015.

Y es que, dijo, se tiene que garantizar que en los procesos electorales de ese año los gobernadores no tengan una injerencia indebida y que se respeten los topes de gasto de campaña, entre otras cosas.

Gustavo Madero señaló que posteriormente se estará discutiendo una reforma política que permita realizar un cambio de régimen, con temas como gobiernos de coalición, segunda vuelta y reelección legislativa, la cual enteraría en vigor a partir del 2018.

 

Con información de Noticias MVS