El gobernador Ignacio Peralta reconoció que los resultados por el Operativo Especial que inició en la entidad desde el pasado martes (15) personal de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) en coordinación con demás fuerzas federales, estatales y municipales tardará todavía algunas semanas más en verse reflejados, aunque no precisó cuántas.

Resaltó que desde el día en que arrancó esta estrategia de seguridad se realizan operativos en todo el estado, pero principalmente en los municipios costeros, y precisó que se trata de un operativo diferente al que se llevó a cabo en Tecomán en febrero del presente año, donde se concentraron los 500 elementos de la Policía Militar enviados entonces por la misma dependencia federal.

“Ahorita tienen una dispersión en varios municipios y eso hace que la presencia no sea la misma que lo que vimos con el operativo de la Policía Militar, pero están trabajando, están haciendo sus recorridos, están colaborando con otras instituciones tanto federales como estatales, e incluso municipales, y se están implementando al cien por ciento estos operativos”, dijo al cuestionarle por qué la percepción de los operativos era poca.

A la pregunta de cómo entender o explicar el hecho de que las cifras delictivas que maneja el Secretariado Ejecutivo del Sistema Nacional de Seguridad Pública sean altas para Colima, e incluso que en casos como el secuestro se hayan disparado, el mandatario estatal recordó que ese operativo inició apenas la semana pasada, pero también argumentó que el estado vive un tema complejo.

“Tenemos este operativo que acaba de iniciar a penas hace una semana (…) el tema que vive Colima es un tema complejo, que tenemos que detener, pero que no va a suceder de la noche a la mañana, yo estoy seguro, optimista, que este operativo nos va a dar resultados”, respondió.

Aunque también recordó que ese operativo no tiene fecha de término bajo el argumento de que no se tiene una planeación precisa que permita decir que para tal día se habrán cumplido ya con los objetivos y que de esa manera se puedan retirar de la entidad los efectivos militares, sino que ese término se tendrá que dar en función al cumplimiento de los mismos.

De acuerdo Peralta, las cifras en materia de seguridad para Colima, comenzaron a deteriorarse en mayo, y mientras las más altas se registraron en junio, aceptó que lo que se observó en ese mes fue la misma situación en el siguiente, en donde “se da una agudización y un recrudecimiento en la confrontación de bandas delictivas en julio y en lo que va de agosto”.

“El operativo está reaccionando al incremento precisamente de los niveles de violencia y a la preocupación que generan las cifras sobre todo el que dos meses consecutivos hayamos registrado cifras tan altas, en junio y julio. Además de agradecerle al secretario de la Defensa Nacional, al general (Salvador) Cienfuegos, estamos colaborando, hay una cooperación institucional, hay un mando mixto y tengo la enorme expectativa de que esto va a tener efectos inmediatos, pero sobre todo perdurables”, afirmó.

—¿Qué significan inmediatos, cuánto más o menos, una semana, dos semanas?

“No, yo creo que va a tardar algunas semanas en relación a lo que se ha venido observando, la dinámica es compleja, pero me parece que en el transcurso de lo que le resta a agosto y septiembre vamos a ver resultados ya muy concretos”.

Reconoce que se debió informar falta de recursos federales para Escuelas de Tiempo Completo

En otro tema, al preguntarle si se debió informar desde el inicio del año que el Gobierno de la República había dejado de aportar el recurso para contratar a los 162 maestros de inglés de las escuelas de tiempo completo, reconoció que probablemente así debió ser, aunque también destacó que lo importante era que de momento ese problema ya se había resuelto, al menos hasta el mes de diciembre.

—¿No está comprando el estado una bronca federal cuando no tiene ni los recursos para enfrentar los problemas a nivel estatal?

“En este caso, los recursos que se consiguieron fueron federales, yo le agradezco a Javier Treviño, subsecretario de Educación Básica, su sensibilidad y apertura para resolver este problema, pero se está resolviendo con recursos federales”.

—Pero también una de sus propuestas era que aportara una parte el estado y otra los municipios.

“Bueno, si hay una decisión unilateral por parte del gobierno federal de dejar de aportar, pues se propuso como una solución para que le entremos de forma local, afortunadamente no fue necesario y contamos en ese sentido con el apoyo del gobierno federal.

No obstante, Peralta Sánchez reconoció que su gobierno no tiene los recursos necesarios programados para hacer frente a esa situación y añadió que en caso de que no se hubiera logrado la gestión ante el gobierno federal, hubiera sido necesario buscarlo y hacer alguna ingeniería financiera para hacer posible el pago de esos maestros.

Al insistirle en que si su gobierno no estaba adquiriendo un problema federal cuando no se tienen recursos, dijo que el de los maestros de inglés era problema temporal y no permanente y recordó que los maestros de la Escuela Normal van a salir con formación bilingüe, lo que permitirá más adelante garantizar que los estudiantes de esas escuelas reciban el idioma inglés, lo cual sucederá dentro de cuatro años, pero que mientras tanto se tendría que resolver el problema.

—¿No tendría que resolverlo el gobierno federal por se un programa federal?

“El gobierno federal lo está resolviendo a través de las escuelas normalistas, nosotros le estamos haciendo la observación de que esto va a tardar algunos años y que en tanto eso suceda, pues tenemos que resolver el problema. Ya está el tema sobre la mesa y fue lo que nos permitió recibir el apoyo para lograr que los maestros se queden hasta diciembre”.