José Antonio Meade Kuribreña aseguró el pasado 1 de octubre que el crédito por 638 millones de pesos que el Gobierno del Estado de Colima contrató con Banco Interacciones en 2015 quedaría registrado ante la Secretaría de Hacienda y Crédito Pública (SHCP) antes del cierre de este año, lo cual deja pendiente tras renunciar a la titularidad de esta dependencia federal para buscar ser el candidato presidencial del PRI en 2018.

El entonces secretario de Hacienda reconoció durante su última visita a la entidad como funcionario del gobierno de Enrique Peña Nieto, para asistir al Segundo Informe de Gobierno de Ignacio Peralta Sánchez, que veía en Colima un compromiso para sanear las finanzas estatales, destacando la reducción de la deuda pública, reiterando que el empréstito contratado durante el interinato de Ramón Pérez Díaz quedaría registrado.

“Estamos ya caminando, estamos diseñando con el gobernador, con el Congreso, lo necesario no solamente para que se registre, sino para que el tema de la deuda, en donde nosotros desde la Federación reconocemos un enorme avance, acá no lo dice la Federación, lo reconocen las calificadoras que han venido con el tiempo reconociendo a Colima donde debe estar, como un estado confiable, como un estado que maneja bien sus finanzas públicas y como un estado que habrá de terminar el año con una deuda no solamente registrada, sino una deuda estable, en buenas condiciones”, afirmó.

Sin embargo, en ese momento no abundó en qué implicaría este trámite para el estado, el cual ya tenía su visto bueno desde febrero de este año, según declaraciones del gobernador Peralta Sánchez, y que se requiere para liberar presión financiera y permitir a su administración volver a renegociar el plan de pagos con Interacciones.

“Es una gestión que ya inició, que no ha concluido, pero que está en proceso ya (…) No estableció una fecha, es un proceso que tiene que cumplir con algunos temas de carácter jurídico, pero contamos con su visto bueno, él ve con buenos ojos el que se pueda lograr el registro y que a través de eso, como ya se dijo, se le libere esa presión a las finanzas”, mencionó el mandatario estatal el pasado 24 de febrero.

Ahora, con Meade Kuribreña fuera de la SHCP, y a pocos días de su registro como precandidato del partido tricolor –lo cual  ocurrirá este domingo (3)- las negociaciones deberán de hacerse con el exdirector de Petróleos Mexicano (Pemex), José Antonio González Anaya, quien tomó su lugar en Hacienda.

El gobierno estatal anunció el 6 de junio de 2016 que consiguió un “convenio modificatorio” con su acreedor, quien le dio una prórroga para pagar el crédito como si este se fuera a liquidar en 20 años, con mensualidades de entre 4.5 y 4.9 millones de pesos; pero en caso de que no se logre el registro del mismo ante la SHCP antes del 31 de enero de 2020, se tendrán que pagar 33.2 millones de pesos al mes para no dejar deuda a la siguiente administración estatal.

Como se mencionó previamente, la deuda adquirida fue por 638 millones de pesos, la cual originalmente se solicitó por el exgobernador Mario Anguiano Moreno como un crédito a corto plazo con vencimiento al 31 de diciembre de 2015, con el aval del Congreso del Estado. Ante esto, Ramón Pérez Díaz buscó refinanciar esta deuda, lo cual se dio al inicio de diciembre de ese año.