La presidenta de la cooperativa de prestadores de servicios de Boca de Pascuales, Hortensia Ramírez, reportó que las marejadas de la tormenta registrada ese martes (9) provocó la destrucción de baños, cocinas, estructuras de madera y palapas en las enramadas ubicadas a la orilla del mar.

Resaltó que la lluvia de este día empeoró la situación que viven los ramaderos de esta playa, quienes resultaron afectados también por el mar de fondo registrado en los primeros días de mayo y que ha alejado a los turistas.

“Hemos perdido muchos clientes debido a las marejadas y al mar de fondo, muchas enramadas han perdido sus baños y sus cocinas y se encuentran en muy malas condiciones, pero la necesidad hace que los prestadores estén ahí al pie de la playa”, declaró Hortensia Ramírez

Finalmente, mencionó que se encuentran a la espera del apoyo que les proporcionarán las autoridades locales y estatales para las tareas de reconstrucción.