La regidora del Ayuntamiento de Colima por Movimiento Ciudadano, María Elena Abaroa, pidió que no se realice la remodelación de la calle Madero sin resolver un presunto problema en las instalaciones subterráneas que está documentado desde 2002 para evitar un desperdicio de recursos.

De acuerdo a un boletín emitido por Movimiento Ciudadano, durante la sesión de cabildo del pasado 26 de septiembre, Abaroa recordó que un estudio realizado en 2002 revelaba que algunas líneas de drenaje estaban en mal estado y urgía cambiarlas, pues fueron instaladas hace más de 30 años.

“Qué bueno que se remodela el centro y se pretenda mejorar su imagen. Qué mal si se pretende ocultar un problema de grandes dimensiones. No debemos ignorar un problema real, pretendiendo hacer una obra de relumbrón cubriendo lo que es imperioso solucionar”, expresó la regidora.

Por este motivo, Abaroa solicitó el proyecto ejecutivo correspondiente a la obra que se  realiza actualmente en la cuadra comprendida entre la calle Filomeno Medina y Álvaro Obregón, el cual  deberá contener el estudio hidráulico, el de accesibilidad, el del experto en urbanización, el catálogo de conceptos, presupuestos y especificaciones y la lista de las empresas que participaron en la licitación.