Tras rendir protesta como nuevo delegado en Colima de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu), Rafael Martínez Brun reconoció que el gobernador Ignacio Peralta, “como primer priista del estado”, pudo haber dado el visto bueno para ocupar este cargo en sustitución de Carlos Cárdenas Roque.

“Yo creo que el gobernador es el primer priista del estado, entonces yo creo que le preguntaron al señor gobernador la conveniencia o no de ponerme (en la Sedatu) y él ha de haber dado el visto bueno”, puntualizó.

Martínez Brun aceptó también su cercanía con el mandatario estatal, pues dijo que siempre ha sido parte de su equipo, aunque cree que fueron su trabajo y trayectoria las que lo recomendaron para llegar a esta dependencia federal, y consideró que la cercanía con Peralta lo ayudará a tratar de conseguir mayores recursos para la entidad.

El nuevo delegado federal aclaró que no conoce en persona a la titular de la Sedatu, Rosario Robles Berlanga, pero adelantó que próximamente acudirá a la Ciudad de México para tener un acercamiento con ella.

—¿Políticamente qué implica tu llegada a la Sedatu?

“Una nueva oportunidad para seguir trabajando por Colima e imprimirle el dinamismo que hemos impreso en las diversas labores que he ocupado tanto en el ayuntamiento como en el Gobierno del Estado, como en la anterior delegación federal”.

Durante el acto de la toma de protesta, que corrió a cargo de Marcos Salvador Ibarra Infante, coordinador de delegaciones de la Sedatu, Martínez Brun, además de agradecer su nombramiento a Robles Berlanga, se comprometió a velar por los intereses de la población colimense.

“Yo estoy acostumbrado a tratar con la gente y todos aquí en Colima me conocen y yo voy atender a la gente y que sienta la gente que es atendida por el gobierno federal, es parte de la misión de nuestra delegación”, aseveró.

Por su parte, el exdelegado Cárdenas Roque agradeció la oportunidad de haber ocupado el referido cargo, le deseo el mejor de los éxitos a su sucesor, y aunque le advirtió que no será fácil el trabajo que le espera, consideró que cuenta con las credenciales suficientes para sacarlo adelante.

En su oportunidad, Ibarra Infante dijo que Rosario Robles es una aliada del estado de Colima, que siempre ha estado al pendiente, y destacó que en el 2017 la Sedatu invirtió alrededor de 180 millones de pesos

Finalmente, se dijo seguro de que con la llegada de Martínez Brun se trabajará para que ese presupuesto sea incrementado en la medida de lo posible, o que al menos se mantenga el mismo.