El alcalde de Cuauhtémoc, Rafael Mendoza, dio a conocer que pondrá en marcha en los próximos días el servicio de moto-taxi, en una etapa piloto con tres motocicletas que operarán sólo en la cabecera municipal con placas para transportación privada que tramitarán en una estado distinto a Colima, pues aseguró que en la entidad, la Secretaría de Movilidad le negó las placas.

En entrevista con RadioLevy, el alcalde reconoció que no tramitarán placas para transporte público aunque prestarán un servicio de esta naturaleza, y aclaró que el Ayuntamiento de Cuauhtémoc no cobrará ni la cuota del servicio y que lo único que hará será emitir un permiso a los privados que serán los encargados de los moto-taxis.

Además, consideró la Ley de Movilidad Sustentable del Estado de Colima le permite hacer un reglamento que regule este tipo de servicio puesto que el artículo 7, de jerarquía de la movilidad, dice que la administración pública estatal y las municipales deberán proporcionar los medios necesarios para que las personas pueden elegir libremente la forma de trasladarse, a fin de acceder a los bienes, servicios y oportunidades que ofrece el estado y su municipio.

Por otro lado, reclamó que la autoridad estatal no se haya manifestado en contra de un servicio de la misma naturaleza que ya se está prestando por privados en la comunidad Cerro de Ortega, en Tecomán; y se dijo dispuesto a acatar cualquier resolución que tome un juez sobre el tema.

Primero lanzará un prueba piloto este lunes (19) o martes (20) con tres moto-taxis, que cuentan con un permiso aprobado por el cabildo, para evaluar bien el funcionamiento de esta llamada “Ruta Comunitaria”, y posteriormente desarrollarán y aprobarán un reglamento, que en el marco de lo que establece la Ley de Movilidad, regule este tipo de servicio, para posteriormente que diez motos ofrezcan los recorridos en el interior de la cabecera municipal y otras diez en la comunidad de Quesería.

—Decías, como no les han dado placas aquí, van a ir a otro estado, ¿a qué estado van a ir?

“Yo creo que me lo voy a reservar, no vaya a ser que también llamen a otro estado y me lo prohíban”.

—Pero, ¿van a sacar placas de transporte privado?

“Es correcto, de transporte privado como una moto”.

—Pero, ¿van a prestar un servicio público?

“Es correcto”.

—¿Y van a cobrar por él?

“Eh, sí, yo no”.

—Se van a ir a otro estado a sacar las placas con un reglamento que todavía no tienes. No lo ves endeble en términos legales esto que vas a hacer?

“No, más que un negocio, más que brincarme la ley, es una necesidad que vamos a atacar, no estoy probando un medicamento nuevo, es un medio de transporte que va a baja velocidad, lo máximo que va una moto son 20 kilómetros por hora”.

—¿Crees que si hay un hueco y la ley no le prohíbe al Ayuntamiento reglamentarlo, tú puedes hacerlo?

“Sí, yo puedo hacerlo, si estoy lo contrario tendrán que hacer las denuncias correspondientes y que un juez me lo ordene”.

—Eres consciente de que van a solicitar unas placas para transporte privado, pero que van a bridar un servicio público, ¿como autoridad no te preocupa que se esté solicitando un permiso para circular de tal manera y que se haga algo que está fuera de la normativa actual? ¿No sientes que estás fomentando que se viole la ley?

“No, en ningún momento. Voy a reglamentar todo, yo creo que necesitamos probar si va a funcionar o no”.

Cuauhtémoc proporciona descuentos en transporte a estudiantes

Por otro lado, el presidente municipal de Cuauhtémoc reconoció que los moto-taxis no es a primera acción que toma para brindar otras opciones de transporte a sus gobernados, pues puso en marcha un programa mediante el cual a los estudiantes se les dan boletos de camión para que los jóvenes vayan gratis a la escuela.

“Precisamente en los Tonilitas, así les llamamos en Cuauhtémoc, son los únicos transportes que tenemos, aparte de los taxis, le entrego los boletos a los estudiantes, obviamente armamos un convenio con los Tonilas, y los Tonilas reciben ese boleto, y los viernes van a cobrar al ayuntamiento (…) Son las rutas que ya existían (…) No son otras, son las mismas”, finalizó.