Rafael Briceño, nuevo delegado del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Colima, aseguró que no buscaba estar en este cargo, pero que su perfil profesional se presta completamente para hacerlo.

Señaló que le han criticado que su antecesor era médico y él no, a lo que responde que el perfil de la administración es administrativo, no es médico, pues “el delegado no da consultas médicas, no hace análisis clínicos”.

Dijo que su reto es la reingeniería total de los procesos y sistemas para volver la delegación más eficiente y resaltó el trabajo por hacer con el proyecto del sistema único de salud, la cobertura médica para el proyecto de Jóvenes Construyendo el Futuro, así como el de la incorporación de trabajadoras domésticas.

Escucha la entrevista: