El presidente de Productores Unidos por Colima (PUC), Arnoldo Vizcaíno, dio a conocer que esta organización está impulsando ante el Congreso del Estado la necesidad de legislar para que al menos a nivel estatal se declare al cangrejo como especie protegida.

Lo anterior lo declaró Vizcaíno tras reunirse este jueves (5) con los diputados locales Nicolás Contreras y Federico Rangel, presidentes respectivos de las comisiones de Gobierno Interno y Acuerdos Parlamentarios y de Participación Ciudadana y Peticiones; acompañado de Alejandro Reyes, especialista e investigador de especies marinas, y Griselda Martínez, integrante también de PUC.

A decir del también exdirigente estatal del PRD, lograr la declaratoria de especie protegida para los cangrejos sería importante “para cerrar la pinza de lo que se ha venido haciendo” a nivel estatal a favor de esos animales.

Recordó que a raíz de este trabajo que han venido haciendo han logrado compromisos muy firmes de todos los involucrados que participaron en las seis reuniones, donde analizaron la necesidad de instalación de mallas y de hacer las alcantarillas que se requieran en la autopista Armería-Manzanillo para evitar la matanza cada año en su cruce del mar hacia laguna y de regreso.

“Sin embargo, nos encontramos con otro problema que hay saqueadores de la especie, y que van en los tiempos de cruce y llenan por costales o por camionetadas para consumo y es una especie en grave peligro de extinción, por tanto nosotros lo que queremos es que se proteja”, refirió.

Y es que según Vizcaíno, al colocar las mallas inductoras para que los animales crucen por las alcantarilla podría facilitar el trabajo a los depredadores para que las puedan capturar y no hay ninguna ley que lo prohíba.

Mencionó que la respuesta de los diputados fue extraordinaria, pues se comprometieron a hacer todo lo que corresponda como Congreso para impulsar dicha protección, aunque también les prometieron contribuir para preparar una reunión con los diputados federales de Colima y buscar esa misma protección a nivel nacional.

“Porque el problema que padecemos aquí en esta zona, es el mismo que se padece en todas, este cangrejo vive desde el Trópico de Cáncer hacia el sur, desde Sinaloa, Tampico y todo eso, y en todas partes es el mimo problema”, aseveró.

Explicó que de acuerdo a las estimaciones del especialista, en la entidad queda solamente un 8 por ciento de los cangrejos que debiera haber en relación a una especie equilibrada.

Pero también dijo que por fortuna es una especie de rápida recuperación de tal suerte que si logra protegerse en cinco años estaría recuperada la población y luego “se podría soñar con que sea una actividad económica” para que se pueda explotar de manera controlada.