A 15 días de que inició la temporada de ciclones en el Pacifico mexicano, se han registrado ya dos fenómenos meteorológicos de 13 que se tienen previstos; Aletta, tormenta tropical que se formó a unos 1 mil 45 kilómetros al Sur-Suroeste de Manzanillo, sin que sus efectos pudieran sentirse en las costas y Bud, que a pesar de alcanzar la categoría 3 en la escala Saffir-Simpson, sólo ocasionó lluvias y vientos en algunos estados del Pacifico centro.

El director local de la Comisión Nacional del Agua, Modesto Aarón Mendoza, señaló sobre Bud, que generó condiciones favorables para el Estado, sobre todo en materia de siembras de temporal porque se humedecieron los suelos.

Además, destacó que ese huracán no provocó aumento en los niveles de almacenamiento de las presas Basilio Vadillo, Trojes y Laguna de Amela, que son las abastecedoras de agua para riego a Colima; en general se encuentran al 65%.

Resaltó que para estas fechas las presas registran aproximadamente 45 millones de metros cúbicos más a los almacenados en el año pasado.

Cabe señalar que la presa Basilio Vadillo tiene una capacidad del 145.724 millones de metros cúbicos, mientras que de la presa Trojes es de 205.310 millones de metros cúbicos y la de Laguna de Amela cuenta con una capacidad de 140.244 millones de metros cúbicos.

Finalmente, Modesto Aarón Mendoza expuso que según pronósticos, en el mes de junio habrá pocas lluvias porque se entrará en una etapa denominada de canícula, que es una ola de calor intenso y prolongado.

Con información de @felipeochoaagmx